Imprimir

Pintar paredes: tipos de rodillo y consejos

Publicado el por

Pintar paredes: tipos de rodillo y consejos

banner_rodillos

 

Pintar las paredes puede dar pereza, pero gracias a estos consejos será una tarea rápida y sencilla

 

Pintar paredes tal vez no sea una tarea apta para aquellos que somos torpes, pero tampoco demasiado complicada, y sin duda, sale mucho más económico pintar uno mismo las paredes de casa que solicitar los servicios de un pintor profesional.

En este post queremos ayudarte a que esta tarea se te haga más fácil y llevadera, dándote algunos consejos muy útiles que hay que tener en cuenta antes de empezar.

 

Tipos de pared

 

La mayoría de las paredes son lisas y no presentan problemas a la hora de cubrirlas con pintura; sin embargo, dependiendo de las condiciones en las que esté nuestra pared será más conveniente una pintura u otra.


Puede darse el caso de que tus paredes tengan humedad. En tal caso, te recomendamos que compres pintura antihumedad, matando así dos pájaros de un tiro: pintas tu casa y al mismo tiempo la aíslas de la humedad y evitas futuras manchas que afearán el aspecto de tu hogar.


También se puede dar el caso de que en tu hogar haya alguna pared con gotelé. El gotelé fue la última moda en su momento, décadas atrás, pero hoy en día es un dolor de cabeza, dado que no tenemos que quitarlo: el gotelé es hortera, se ve anticuado, y sus relieves provocan sombras que imposibilitan el hecho de que luzca el color que has elegido para la pared, sea el que sea. Te aconsejamos quitar el gotelé con un producto especializado para ablandar la pintura del gotelé, y rascarla posteriormente con una espátula; o apostar por una forma menos cansada, que consiste en cubrir los relieves con una masilla especializada para cubrir gotelé y todo tipo de rugosidades.  

 

Tipos de rodillo

 

rodillo1

 

Podríamos pintar usando una brocha, pero todos sabemos que un rodillo abarca más pared con una sola pasada, nos ahorra tiempo y no deja marcas. Lo mejor para un resultado liso y regular.

Existen distintos tipos de rodillo, pero el largo del cilindro de todos ellos va desde los 50 a los 250 mm.  

 

Volviendo al caso en el que tu casa tiene gotelé (y si deseas dejarlo como está), pintar no es tan sencillo; por ello, te recomendamos elegir un rodillo de pelo largo para cubrir satisfactoriamente todas las irregularidades y no dejar ni un solo recoveco sin cubrir (en las esquinas es especialmente difícil).

Si tus paredes son lisas y utilizas pintura sintética, un rodillo de espuma de goma te servirá; pero si prefieres pintura acrílica o plástica al agua (la más comúnmente utilizada), tu solución es un rodillo cubierto de lana sintética o natural. La longitud de la lana varía de los 5 a los 30 mm. Al contrario que con el gotelé, para pintar paredes lisas debemos usar un rodillo de pelo corto

 

Preparar el espacio de trabajo

 

rodillo6

 

Si la pintura mancha el suelo o los marcos de las puertas se puede limpiar, pero es mejor evitarlo y ahorrar esfuerzos innecesarios. ¿No crees?

Es mejor dedicar un rato a proteger todas las zonas de la sala que no deben mancharse antes de empezar. Cubre con plástico el suelo y con cinta aislante los zócalos, los interruptores y los marcos de las ventanas y puertas. Cubre también con plástico los radiadores de pared, si tienes, o los armarios empotrados.

 

Una vez preparado el espacio de trabajo, podemos empezar

¡No olvides ponerte ropa que no te importe que se manche! Esto último es importante en el caso de querer retirar el gotelé antes de pintar, ya que se forma mucho polvo al rascar la pared o al alisarla con la lijadora. 

 

Preparar la pared

 

rodillo5

 

Lo primero es preparar la pared. Lo haremos con Aguaplast, para cubrir cualquier desperfecto, como por ejemplo: agujeros, desniveles, rozaduras, etc. Una vez seco el Aguapplast, es conveniente pasar una lija (sin emplear mucha fuerza) para asegurarnos de tener una pared perfectamente lisa. 

 

Cómo aplicar correctamente la pintura con un rodillo

 

Pintar paredes en la dirección correcta y con el rodillo debidamente preparado nos evita tener que hacer el trabajo dos veces. Hacer muchas pasadas de pintura es cansado, ¿verdad?

Estos son los pasos que debes seguir para dejar la pared perfecta con pocas capas de pintura:

 

*Vierte pintura en tu cubeta para rodillos. Moja bien todo el rodillo, hasta que la lana esté empapada, y retira la pintura sobrante pasándolo por encima de la parte texturizada de la cubeta, o en la rejilla. No queremos que un exceso de pintura provoque goterones en la pared.

 

*Si tienes que llegar a zonas altas, adjunta en el rodillo una extensión (palo, caña…).

 

*Comienza pintando la pared por la esquina superior izquierda.

 

rodillo8

 

*Desliza el rodillo desde arriba hacia abajo, no al revés.

*Pasa de nuevo el rodillo, pero esta vez en horizontal, de derecha a izquierda. Para terminar, vuelve a pasarlo de arriba abajo. De esta forma repartimos la pintura de forma uniforme.

 

*¡Ten cuidado de que no haya exceso de pintura para evitar que chorree pared abajo!

 

*Cuando se haya secado la pintura, y si lo consideras necesario, aplica una segunda capa.

 

 

¡Listos! Esperamos que este post te haya sido útil. :)

Ahora ya estás preparado para darle a tu casa ese color maravilloso que tienes en mente, ¡con un acabado profesional!

 

 

rodillo3

 


Escribir comentario
Encabezado
Comentario