Imprimir

Mensajes sobre el tema: productos desengrasantes

Blog


Publicado el por

7 trucos para mantener la cocina limpia sin mucho esfuerzo

banner_cocina

¡Quién dijo que mantener tu cocina impoluta implica invertir mucho tiempo!

 

A veces parece que nos pasamos la vida limpiando la cocina. Es la zona que más se ensucia de la casa: aceites, grasas, restos de comida, bolsas de basura, platos sucios… Sin embargo, existen trucos de limpieza sencillos que, aplicadas a diario, mantienen tu cocina limpia e higiénica, sin necesidad de tener que dedicar un día de la semana a una limpieza a fondo.

 

Es mejor evitar la suciedad que limpiarla

Adquiere el hábito de limpiar cada cosa que ensucies en el momento y no tendrás que lavar nunca grandes cantidades de platos o cubiertos. Lo mismo con las superficies: protege tu mesa con una tabla de madera o límpiala cada vez que hayas terminado de cocinar. Recoge todos los restos (pieles, cáscaras, etc) en cuanto hayas terminado y tíralas a la basura. Mantener la cocina limpia y ordenada es la mejor forma de empezar a hacer limpieza.

 

Desengrasa muebles y tiradores al final del día

La grasa es, sin duda, uno de los mayores problemas en la cocina. Basta con freír algo grasiento para que el aire se impregne y ensucie las puertas de nuestros muebles. Aplica productos desengrasantes líquidos con una bayeta sobre las puertas de todos los armarios de la cocina una vez al día, o una vez por semana. Si un día cocinas algo grasiento, no olvides este paso. Cuanto antes limpies, menos se adherirá la suciedad a la madera.

Tal vez te interese: productos desengrasantes

 

cocina7

 

Frota los tiradores de los muebles

Los tiradores puede que llamen menos nuestra atención, pero se ensucian con gran facilidad, aunque no lo parezca a simple vista. Todo lo que entra en contacto con nuestras manos es lo primero en ensuciarse. Los tiradores pierden brillo, se les quedan marcadas las huellas dactilares y en ocasiones pueden quedarse grasientos si los tocamos mientras cocinamos. Asegúrate de que, al limpiar los armarios, frotes también los tiradores. Puedes hacerlo con un cepillo o con gamuza, devolviéndoles el brillo. Este pequeño detalle confiere a tu cocina un aspecto mucho más higiénico. ¡Los detalles cuentan!

Tal vez te interese: estropajos y gamuzas

 

No dejes que se acumulen los platos sucios

Cuando acabes de comer, lava los platos y cubiertos con agua caliente y jabón. No dejes que se acumulen: los platos sucios con restos de comida atraen bacterias que encontrarán en los restos de comida un lugar en el que vivir y propagarse por el piso.

Tal vez te interese: los mejores productos limpiadores

 

cocina3

 

Renueva tus bayetas periódicamente

Es recomendable utilizar una bayeta distinta para cada cosa: una para tus manos, una para los platos y cubiertos limpios y otra para los muebles. Renueva periódicamente todas las bayetas, preferiblemente una vez al mes. De esta forma evitas que se acumule suciedad en ellas y que ésta vuelva a los platos y cubiertos cuando los frotes.

Tal vez te interese: bayetas para la cocina

 

cocina5

 

Cierra la bolsa de la basura y tírala cada día

En cuanto termines de cocinar, recoge todos los restos de alimentos y tíralos en la bolsa de la basura. Cierra la bolsa para evitar olores en el piso; en el caso de tener animales, para evitar que intenten meterse en el cubo o la bolsa y acaben volcando todos los restos por el suelo. Tira la bolsa de la basura al final del día, aunque no esté llena. Los restos de comida se pudren progresivamente y producen malos olores, además de atraer insectos y acoger bacterias.

Tal vez te interese: bolsas de basura

 

Mantén alejados los pelos de animales

Si tienes animales, es importante no dejarles entrar en la cocina. Pueden soltar pelo dentro de la, subirse a la encimera, meterse en la pica, dejar pelos en nuestras bayetas o esponjas o estar cerca de nuestros platos y cubiertos. Tampoco conviene que sus platos de la comida estén en la cocina: el terminar de comer, los platos mantienen restos del pienso y dejan olores, además de atraer insectos y bacterias. Tampoco debemos colocar el arenero del gato en la cocina.

 

cocina1

 

Esperamos que te hayan servido estos consejos para limpiar la cocina: ponlos en práctica diariamente, como una costumbre, y verás cómo limpiar no será una tarea tediosa que te lleve todo un día. Podrás mantener tu cocina limpia y sin olores, además de tener más tiempo para estar con los tuyos y disfrutar de la comida. J

 

cocina8

 

Leer mensaje completo